viernes, 23 de mayo de 2014

PROTEJAMOS NUESTRAS ESPECIES: LA BIODIVERSIDAD

Como parte de este planeta está en nuestra mano atender a las necesidades que este mundo nos pide a gritos. Nuestras actividades entran en conflicto con muchas especies y esto hace que la reducción de la biodiversidad, con la amenaza y extinción de las especies, sea una consecuencia de nuestro mal uso de los recursos naturales.
 
 


En este breve capítulo queremos hacer especial mención a diferentes escenarios concretos que están viviendo un fuerte impacto. Este año, el día Internacional de la Biodiversidad destaca la situación de los ecosistemas de aguas insulares, ya quela mitad de los recursos marinos mundiales se encuentran en estas aguas. Esta islas están expuestas especialmente al cambio climático y retos ambientales y son hogar de casi 6 millones de habitantes y son repositorios genéticos cuya diversidad biológica registra millones de años de evolución. La industria que depende de la biodiversidad como el turismo o la pesca representa más de la mitad del producto interno bruto de los habitantes de estas islas. Sin embargo, la contaminación y explotación de las aguas provoca un fuerte descenso de las especies y sus poblaciones se encuentran fuertemente amenazadas.

Por otro lado, nos gustaría comentar dos ejemplos de la actualidad muy específicos para que podamos ver cómo nos afectan nuestras actividades diarias. Ejemplos de especies en peligro extinción y de amenazas reales que están a la orden del día. Me gustaría comentar algunos datos proporcionados por la coordinadora de Ecoloxistad` Asturies en ecoticias (2014), que explica que 20 especies de fauna y 63 de flora protegidas se han visto expuestas a actividades humanas que hacen peligrar su supervivencia. Una especie como el oso pardo sigue teniendo una fuerte presión por carreteras y vías de acceso y destacamos una especie que ha sufrido una importante disminución en los últimos años, el urogallo, quién ha visto reducido su hábitat fuertemente por diferentes proyectos y que se encuentra en grave peligro de extinción (considerada extinta por muchos).
 
 
 
Llegando un poco más lejos, también queremos hacer mención al Parque Nacional Yasuní, Reserva de la Biosfera, en Ecuador. Uno de los lugares más biodiversos del planeta con más de 2000 especies de árboles y arbustos, más de 500 de aves, más de 100.000 especies de insectos (la tasa más alta del mundo) y dentro de las 200 especies de mamíferos, Yasuní alberga al menos 25 especies protegidos bajo el CITES y el listado de especies amenazadas y en peligro de extinción (IUCN). A pesar de la reciente movilización de la población y que se recogieron 700.000 firmas para poner freno a esta explotación, parece que la extracción de petróleo sigue adelante, donde el impacto será inmensurable y la recuperación casi imposible. Con el paso de los años estas especies irán desapareciendo y la pérdida de biodiversidad será difícil de frenar.
 

 
 
Podemos hacernos una idea del impacto que el hombre genera ante el medio que tenemos delante y sólo os propongo no quedarnos de manos cruzadas, sino seguir avanzando y quitándoles la venda de los ojos a todos aquellos que no quieren mirar. Nuestra voz llega y no hay que tirar la toalla, debemos seguir luchando porque juntos podemos crear un mundo mejor.

Suerte en vuestra lucha, que también es la nuestra.

Fuentes de información:
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario